<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=122870811637131&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Leer. Aprender. Invertir. Crecer

Este es el momento perfecto para invertir en la Riviera Maya

Escrito por Richard Houghton
28 December, 2016

El tiempo le agrega o resta valor a las cosas. Así ha sido siempre. Y así será por mucho tiempo más. Una casa desvencijada, podrida e inhabitable, por supuesto, carece de valor e interés. Pero, ¿Qué pasa con un castillo de piedra construido hace miles de años, que aparte de mantener todavía su estilo arquitectónico intacto, es también escenario de un fenómeno astronómico al haberse cuidado la orientación de su construcción, así como un vestigio invaluable del legado histórico y cultural de una extinta civilización? Y por si fuera poco, ¿Qué pasaría si ese castillo estuviese enclavado en un área paradisíaca,observando un impecable cielo azul, un mar turquesa y rodeado de playas de arena blanca?

Se convertiría en un símbolo, por supuesto. En un centro de interés. En un lugar anhelado para visitar, explorar y también… para vivir. Esto es lo que ha pasado tanto con Tulum como con otros emblemas de la Riviera Maya. Tuvieron que pasar siglos para que estas antiguas zonas fueran redescubiertas y revaloradas, y otras décadas más para que las personas – al principio sólo pescadores y comerciantes – volviera a poblarlas.

Hoy en día, Tulum es irreconocible como la tranquila aldea que era antes de convertirse en el resort de playa que conocemos y amamos. Un destino bohemio para el hípster amante del mezcal que se hospeda en hoteles boutique de lujo que se asemejan a pequeñas cabañas de madera y practican yoga a amanecer.

Es esa imagen la que se ha quedado estampada junto a “El Castillo”, el edificio principal de la zona arqueológica maya.

Pero también se está constituyendo como un destino de lujo, cuyas tierras y propiedades son codiciadas por neoyorkinos hartos de su rutina en la gran ciudad o de europeos deseosos de contagiarse del espíritu relajado y desinhibido de la zona.

Más valor por la tierra

Dichos anhelos han convertido a la zona en un atractivo lugar para invertir. De hoteles a condoteles, de clubs de playa a restaurantes, de discos a centros de yoga… sin importar el giro o el esquema, cada uno de ellos ha respetado la identidad y el ambiente forjados en esta ciudad, contrario a lo sucedido en Cancún, donde la identidad se formó en torno a lo que los inversionistas buscaban establecer: una serie de gigantescos resorts uno tras otro,sin más propósito que el de alojar al mayor número de personas y con ello, maximizar sus ganancias.

El respeto a la identidad cultural y la adopción de un estilo de vida distinto han logrado que los precios de la tierra y las propiedades hayan aumentado más de un treinta por ciento del valor que tenían hace cinco años, según reporta Sotheby’s International Realty. La plusvalía de las propiedades ya construidas también presenta un crecimiento de entre el ocho y diez por ciento cada año, duplicándose en el caso de propiedades con vista al mar. Los terrenos también van aumentando su precio: un lote de mil metros cuadrados avanzó de los 60 mil a los 100 mil dólares en 2014. Hoy en día, ese precio es mucho más alto. La demanda por propiedades también ha ido al alza este año, toda vez que las ventas han aumentado un 25 por ciento de forma anual durante los últimos tres años.

Este desarrollo va a la par con la tendencia del resto de México,cuyos precios han aumentado un ocho por ciento en el primer semestre de este año,y que se ha posicionado dentro de los diez países cuyos mercados inmobiliarios han crecido más rápido a nivel mundial, esto de acuerdo con datos recolectados por Knight Frank.

En el mismo sentido, es muy improbable que exista una desaceleración en los valores antes mencionados, esto debido a que cuenta con atractivos factores que no van a mutar: la zona geográfica, la belleza de la región,los recursos naturales, la herencia cultural y los valores que se están creando. Por ello, este es el momento idóneo para que te animes a comprar una residencia vacacional o un hogar para retirarte en el paraíso.

Una atractiva opción es el desarrollo Villas Las Palmas Tulum, que te ofrece la atractiva opción de ser dueño de una residencia vacacional sin preocuparte por gastos de mantenimiento o limpieza, y que a la vez te puede generar ingresos conocidos como “Retorno de Inversión” al rentarla a otras personas mientras no estás ocupándola. En todo momento, tu propiedad es administrada por un experto equipo inmobiliario que se ocupará de todos los asunto pendientes, cumpliendo la garantía “Sin Preocupaciones, Sin Molestias”  bajo la cual se suscribe. 

Propiedad Sin Preocupaciones Sin Molestias

 

Temas: Economia Infraestructura Inversion

Comentarios