<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=122870811637131&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Un Viaje al Paraíso

Haz que el tiempo se detenga en la Riviera Maya

Escrito por Richard Houghton
24 January, 2017

24-01-17-Haz-que-el-tiempo-se-detenga-en-la-Riviera-Maya-main.jpg

¿Alguna vez has estado en una situación en la que parece que el tiempo vuela? ¿Has vivido con la sensación de que el paso del tiempo se ha ido acelerando conforme pasan tus días? ¿Has despertado un jueves con la sensación de que apenas es martes?

La densidad de experiencias

Independientemente de las unidades temporales bajo las que se rige la raza humana: minutos, horas, días, etc. nuestra percepción mide su flujo con una escala distinta: la densidad de las experiencias a las que nos enfrentamos. Cuando estamos inmersos en situaciones emocionalmente intensas, ya sean positivas o negativas, el tiempo parece avanzar más lento e inclusive detenerse por completo. De igual forma, en momentos de alta concentración y al estar frente a alguna novedad o el experimentar algo nuevo por primera vez.

Por el contrario, las horas se van volando cuando recordamos el pasado inmediato o el distante. Es cuando nos preguntamos: “¿ya estamos en 2017? El año pasado se fue como agua”. Nuestra percepción también se altera al ocupar nuestras horas en tareas rutinarias, como cuando una hora se esfuma en lo que llegamos al trabajo, encendemos la computadora, preparamos un café y revisamos el correo electrónico (y de paso una ojeada a Facebook). La acumulación de eventos rutinarios en nuestro día a día hace que la memoria deje de retener estas situaciones, enfocándose únicamente en las nuevas experiencias.

Por lo tanto, entre menos nuevas experiencias haya en nuestra semana, más rápido parecerá avanzar cuando tratemos de recordar qué hicimos o a dónde fuimos. A la larga, la acumulación de la rutina manipula la percepción que tenemos no solo de nuestro tiempo, sino de la vida, pudiendo generar depresión y un sentido de pérdida de control. Nos volvemos esclavos de la rutina y caemos en un peligroso círculo vicioso,  veces ignorando que nosotros tenemos el poder y el dominio y entregándoselo así a las circunstancias.

"El tiempo parece avanzar más lento durante experiencias nuevas, y más rápido al hundirnos en una rutina".

¿Cómo romperlo?

Si sientes que la vida se ha estado diluyendo en tus manos, entonces necesitas cambiar tu forma de hacer las cosas, y sobre todo, incorporar nuevas actividades a tu rutina. ¿Y qué mejor que unas vacaciones en el paraíso para frenar tu percepción del tiempo?

Imagina que das un paseo al amanecer frente a las mejores playas del mundo tomado de la mano de tu pareja. Que disfrutas de una fresca mañana remando a bordo de un kayak hacia una laguna privada. Que dispones de la tarde para descubrir cocteles exóticos con estupendos maridajes. Y que culminas con una cena a la luz de las velas. Estas son sólo algunas actividades que pueden vivirse de corrido a lo largo del día o disfrutarse con más calma a lo largo de una semana. Días que se disfrutan entre las comodidades que ofrece un condominio de lujo. Experiencias densas, que te ayudarán a sentir que de verdad estás vivo, que tu descanso se ha prolongado y que tu rutina ha quedado atrás.

Pero, ¿por qué vivir esto una sola vez? La Riviera Maya es una zona que tiene una oferta rica en experiencias culturales, de entretenimiento y relajación, deportivas y de aventura, donde siempre hay algo nuevo que ver, probar, vivir y disfrutar. Una visita jamás será igual a la otra. Al ser dueño de un condominio de lujo que utilices como una residencia vacacional, te asegurarás de tener una porción del paraíso disponible cada vez que quieras escapar de la monotonía y de una acelerada percepción del tiempo.

Temas: Turismo Bienes Raices Riviera Maya

Comentarios