<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=122870811637131&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Un Viaje al Paraíso

Aprendiendo a invertir con Monopoly

Escrito por Richard Houghton
21 December, 2016

Con más de 250 millones de copias vendidas, Monopoly se ha consolidado, desde hace varias décadas, como uno de los pocos juegos de mesa que se encuentran en casi cualquier hogar de cualquier parte del mundo. Sus íconos son fácilmente reconocidos en más de cien países del mundo. Y es que, ¿Quién no se emociona al amasar millones y borrar del mapa a la competencia?

Desde pequeños, Monopoly nos ha enseñado a que las ganancias brutas pueden brotar o desvanecerse en un pestañeo. Que la vida tiene un rumbo tan incierto como un par de dados al aire y que nunca sabremos cuántos pasos habremos de dar o cuánto avance estamos próximos a perder, ya sea por decisiones propias o ajenas.

En el juego no basta con poseer un destino mientras paseamos como turistas por el resto del tablero, pues nuestro dinero está en riesgo. Es necesario hacernos de distintos destinos del mismo grupo (mismo color), de esta manera podemos cobrar más, así como comprar casas y hoteles, con las cuales la renta sigue aumentando. Así, cuanto más robusto sea un destino, mayor ganancia habrá para el dueño de la misma, cuando otro jugador pase de visita.

Hacia el final del juego, la inversión inicial que el ganador del juego hizo para adquirir la Gran Vía, la Calle Alcalá y la Puesta del Sol resulta mínima comparada con la fortuna que ha generado con cada visita hecha por sus rivales. A esa ganancia le llamamos “Retorno de Inversión”. Entre más Retorno de Inversión exista por la compra de una propiedad, mayor satisfacción existirá en el dueño de la propiedad.

Por ello, se debe hacer de esta estrategia una realidad para maximizar la rentabilidad de las inversiones que hagas en condominios de lujo, que si bien funcionan como residencias vacacionales propias, también pueden ser rentadas durante el tiempo que no se usen. El tablero ideal es la Riviera Maya, que ostenta un paraje incomparable e irresistible para el turismo de todas clases. Las propiedades que puedes comprar se extienden en lugares estratégicos a lo largo de su litoral, empezando desde Cancún, Playa del Carmen, Puerto Aventuras, hasta Tulum; destinos que están en el cénit de fama y popularidad. ¿Quién no quisiera descubrir el paraíso? Mejor aún, ¿quién no desearía tener una casa vacacional en el paraíso? Si las preguntas anteriores suenan obvias, las siguientes también merecen una respuesta automática: ¿Quién no quisiera tener una casa vacacional en Playa del Carmen? ¿Quién no quisiera tener una casa vacacional en Tulum?

El único problema con esta estrategia, es que al adquirir una casa vacacional y ponerla a la renta requiere de mucho trabajo, muchas veces se vuelve una ocupación de tiempo completo. Por esta razón, lo mejor es buscar una propiedad del tipo “Sin Preocupaciones, Sin Molestias”. Esto significa que un equipo profesional se encargará de que tu unidad se mantenga impecable para recibir huespedes a lo largo del año, mientras gestionan los gastos y te entregan las utilidades que generen las rentas, así como tenerla lista cuando quieras hacer uso de tu casa vacacional. De esta manera,el destino de tu inversión no estará a merced del tiro de unos dados, y seguirás en el juego en todo momento sin tener que tomarte la molestia de ver qué es lo que pasa en el tablero. . 

No hay mejor momento ni lugar que la Riviera Maya para empezar a invertir. Decídete antes que los demás lo hagan. Si quieres saber más acerca del programa Propiedad Sin Preocupaciones, Sin Molestias, da click aquí.

Propiedad Sin Preocupaciones Sin Molestias

 

Temas: Bienes Raices Inversion

Comentarios